Whatsapp: 0996319343

Una piel artificial permite a robots diferenciar entre frío y calor

Esta vez, un equipo de investigadores de la Universidad de Houston ha creado una piel artificial que permite a los robots sentir y diferenciar temperaturas. Este descubrimiento podría ser aplicado en el campo de la salud, tanto para realizar una mejora de los guantes quirúrgicos como para monitorizar las constantes en pacientes.

La era de la robótica ya ha comenzado, y las máquinas son cada vez más sofisticadas y dotadas de toda clase de sensores y avances. Una de las novedades recientes más jugosas en la materia es la creación por parte de un grupo de investigadores de la Universidad de Houston de una piel sintética que permite a los autómatas sentir y diferenciar temperaturas. Aunque todavía se encuentra en desarrollo, este descubrimiento tendrá múltiples aplicaciones en el ámbito de la medicina, facilitando la mejora de los guantes quirúrgicos o la monitorización de las constantes vitales de los pacientes, además de sentar una revolución en el campo de las prótesis. 

Pagina de la noticia más información: